domingo, 3 de mayo de 2009

ELEVARSE POR ENCIMA DEL PENSAMIENTO...

A medida que uno crece, va formándose una imagen mental de sí mismo basada en su condicionamiento personal y cultural. A este "yo" fantasma lo llamamos ego. El ego es tu actividad mental y sólo puede funcionar mediante el pensamiento constante. El término ego tiene distinto significado según se trate de una persona u otra, pero cuando lo uso aquí me refiero al falso yo, creado por una identificación inconsciente con la mente.

Para el ego, el momento presente apenas existe. Sólo considera importantes el pasado y el futuro... Esta inversión total de la verdad explica por qué, en la modalidad ego, la mente es tan disfuncional. Siempre está tratando de mantener el pasado vivo, porque ¿quién serías sin él? Y se proyecta constantemente hacia el futuro para asegurarse la supervivencia y buscar en él una sensación de liberación o satisfacción. Dice: «Algún día, cuando haya ocurrido esto, lo otro o lo de más allá, estaré bien, en paz, seré feliz.»

Incluso cuando parece que el ego está en el presente, no ve el presente: lo percibe equivocadamente porque lo mira con los ojos del pasado. O reduce el presente a ser un medio para un fin, un fin que siempre reside en el futuro proyectado por la mente. Observa tu mente y comprobarás que funciona así.

El momento presente contiene la clave de la liberación, pero no puedes encontrar el momento presente mientras seas tu mente.

Alcanzar la iluminación significa elevarse por encima del pensamiento. En el estado de iluminación sigues usando la mente cuando la necesitas, pero de un modo mucho más enfocado y eficaz que antes. La empleas principalmente con fines prácticos, pero eres libre del diálogo interno involuntario, y vives en la quietud interior.

Cuando empleas la mente, y en particular cuando necesitas dar una solución creativa a algo, vas oscilando cada pocos minutos entre la mente y la quietud, entre la mente y la no-mente. La no-mente es conciencia sin pensamiento. Sólo la no-mente permite pensar creativamente, porque da al pensamiento un poder real. El pensamiento por sí solo, desconectado del vasto campo de la conciencia, se convierte rápidamente en algo estéril, insano, destructivo.

¡Que la LUZ SEA!

INSPIRACIONES CON APOYO DE ECKHART TOLLE.

9 comentarios:

Silvia dijo...

El presente,siempre el presente,hagas lo que hagas,hazlo presente!:)el ego hay que verlo como un amigo travieso que en realidad nos ayuda a ser conscientes de donde estamos y nos hace volver al equilibrio...

Feliz dia de las madres!!un abrazo!

psicopive dijo...

que razon tienes,sobre todo en las cuatro ultimas,lineas

Dilman dijo...

La necesidad del pensamiento es tomar instantáneas del fluir de la vida para poder estructurarse, la trampa está en tomar esas estructuras mentales construídas sobre esas instantáneas que son sólo abstracciones de momentos de vida como la verdad como la vida misma. En el momento que podemos hacer consciente este proceso, que lo mental sólo es un mapa que da indicaciones sobre la vida y no la vida entonces salimos de un deslumbramiento que las culturas y sus élites han sabido aprovechar para mantener cautiva a una humanidad que tarde o temprano despertará. Muy bien Marcos por contribuir con tu incansable trabajo a ese despertar universal!!!

J. Marcos B. dijo...

Gracias amig@s, gracias por leer y hacer. Un abrazo zen y pronto paso por vuestros blogs, poco a poco...sois numerosos entre este y el otro... y no puedo seriamente leer todo, pero pasare uno de estos días.

Gemma dijo...

Pues sí señor, el ego no es nada más que algo superficial, algo que quiere tentarnos a pensar y actuar para sentirnos alguien frente a los demás, cuando descubrimos que somos algo más que ese "simple" ego, se abren tantas puertas... y la verdad, uno es mucho más feliz no intentando siempre "ser alguien" desde ahí, sinó desde otro plano distinto, donde nos sentimos en contacto con el resto del universo... somos uno y todo, a la vez... hermoso ehh? Me encantó este post. Un abrazo zen.

Mercedes dijo...

Hola! He visto la puerta abierta y he pasado para agradecer tu visita a mi blog y conocer el tuyo (los tuyos, mejor dicho!).

Escribes sobre temas con los que me siento muy identificada, así que no cierres del todo la puerta, porque volveré!

Un saludo!

J. Marcos B. dijo...

Hola Mercedes, mi puerta esta gran abierta y es un placer tenerte por aquí. Iré a visitarte cuando pueda, ahora me voy a mi cesión de Yoga que es un placer para mi.

Volveré para contestar a tod@s vosotr@s, Muchas gracias por estar aqui. marcos.

María dijo...

Hola, Marcos:

No recuerdo haber venido a este blog, y está muy bien, siempre saco conclusiones positivas de todos tus posts.

La mente hay que intentar tenerla siempre iluminada de pensamientos positivos para no encontrarnos en medio de una oscuridad, pero muchas veces es dificil alcanzarlo.

Un beso.

J. Marcos B. dijo...

Si, parece difícil, pero si nos olvidamos del parecer, y de lo demás, se puede lograr. gracias a tod@s por vuestros amables comentarios!