jueves, 19 de marzo de 2009

Se INTELIGENTE...

LA INTELIGENCIA NO ES algo adquirido, es inherente, es de nacimiento, es intrínseca a la vida misma. No sólo los niños son inteligentes, los animales a su manera son inteligentes, los árboles a su manera son inteligentes. Por supuesto todos ellos tienen diferentes tipos de inteligencia porque sus necesidades difieren, pero ahora es un hecho aceptado que todo lo que vive es inteligente. La vida no puede existir sin inteligencia; estar vivo y ser inteligente son sinónimos.


Pero el hombre es un dilema por la sencilla razón de que él no sólo es inteligente, además es consciente de su inteligencia… Esto es algo único, es su privilegio, su prerrogativa, su gloria, pero puede convertirse fácilmente en su agonía. El hombre es consciente de que es inteligente; esta consciencia conlleva sus propios problemas. El primer problema es que crea el ego...


El ego no existe en ningún otro lugar excepto en los seres humanos, y comienza a crecer cuando el niño comienza a crecer. Los padres, las escuelas, los colegios, la universidad, todos ayudan a reforzar el ego por la sencilla razón que durante siglos el hombre ha tenido que luchar para sobrevivir y la idea se ha convertido en una fijación, en un profundo condicionamiento inconsciente: sólo los egos fuertes pueden sobrevivir en la lucha por la vida. La vida se ha convertido sólo en una lucha por sobrevivir. Y los científicos lo han hecho incluso más convincente con la ley del más fuerte. Por eso ayudamos a todos los niños a reforzar el ego, y es ahí donde surge el problema.


A medida que el ego se va haciendo más fuerte comienza a rodear a la inteligencia como si fuese una espesa capa de oscuridad. La inteligencia es luz, el ego es oscuridad. La inteligencia es muy delicada, el ego es muy duro. La inteligencia es como una rosa, el ego es como una roca. Y si quieres sobrevivir, dicen -los supuestos sabios-, tienes que volverte como una roca, tienes que ser fuerte, invulnerable. Tienes que convertirte en una fortaleza, una fortaleza cerrada, para que no puedas ser atacado desde el exterior. Tienes que hacerte impenetrable.


Pero entonces te cierras… Empiezas a morir en cuanto a tu inteligencia se refiere, porque la inteligencia necesita un cielo abierto, el viento, el aire, el sol para poder crecer, para expandirse, para fluir. Para seguir viva necesita fluir constantemente; si se estanca se convierte poco a poco en un fenómeno muerto.


No permitimos a los niños que sigan siendo inteligentes. Lo primero es que si son inteligentes serán vulnerables, delicados, abiertos. Si son inteligentes serán capaces de ver las muchas falsedades que hay en la sociedad, en el estado, en la iglesia, en el sistema educativo. Se convertirán en rebeldes. Serán individuos; no serán fácilmente intimidados. Los puedes aplastar pero no los puedes esclavizar. Los puedes destruir pero no puedes obligarles a ceder. En un sentido la inteligencia es algo muy suave, como una rosa, en otro sentido tiene su propia fuerza. Pero esta fuerza es sutil, no es grosera. Esta fuerza es la fuerza de la rebelión, la de una actitud insobornable. Uno no está dispuesto a vender su alma.


Observa a los niños pequeños y entonces no me preguntarás; verás su inteligencia. Sí, no son eruditos. Si pretendes que sean eruditos, es que no piensas que sean inteligentes. Si les haces preguntas que dependen de la información, no te parecerán inteligentes. Pero hazles preguntas reales que no tengan nada que ver con la información, que necesiten una respuesta inmediata, y verás: son más inteligentes que tú. Por supuesto tu ego no te permitirá aceptarlo, pero si consigues aceptarlo te ayudará muchísimo. Te ayudará a ti, ayudará a tus niños, porque si eres capaz de ver su inteligencia, podrás aprender mucho de ellos.


Aunque la sociedad destruye tu inteligencia no la puede destruir totalmente; sólo la cubre con muchas capas de información.


Y esta es toda la función de la meditación: llevarte hacia dentro profundamente. Es un método para profundizar en tu propio ser hasta llegar al punto donde se encuentran las aguas vivas de tu inteligencia, hasta que descubre la fuente de tu propia inteligencia. Sólo cuando hayas vuelto a descubrir a tu niño entenderás lo que quiero decir cuando enfatizó una y otra vez que los niños son realmente inteligentes.


La madre estaba preparando a Pedrito para ir a una fiesta. Cuando acabó de peinarle y colocarle el cuello de la camisa le dijo:

-¡Ahora vete, hijo, diviértete... y pórtate bien!

-¡Por favor Mamá! -dijo Pedro-. ¡Antes de que me vaya decídete por una de los dos!


¿Entiendes de que estoy hablando? La madre estaba diciendo: -Diviértete… y pórtate bien-. Pero las dos cosas no pueden suceder a la vez. Y la respuesta del niño tiene un valor inmenso. Dice: -Por favor, antes de que me vaya decídete por una de los dos. Si dejas que me divierta, entonces no puedo comportarme; si quieres que me comporte, entonces no puedo divertirme-. El niño puede ver la contradicción muy claramente pero podría no ser tan evidente para su madre.



Tao: The Golden Gate, Vol. 1 Capítulo #7

9 comentarios:

J. Marcos B. dijo...

Entiendo que este texto es difícil de aplicar... Ser un niño en esta selva de tarados agresivos...como que no. Pero ahí esta justamente la fuerza de la luz, la Fe...uno puede ir sin mascaras, fresco, libre y en paz, eso no impide que si hay que luchar luche.

Para mi es filosofía de vida, ser autentico, honesto conmigo y los demás, y si me agreden me insultan me retiro. No sirve de nada entrar en charlas obtusas con personas ciegas que solo hablan para justificarse, ya no me interesa, solo quiero jugar y disfrutar lo poco que me queda y vibrar con el cosmos.

Zamora dijo...

bendito tu niño y bendita la luz que le le hace jugar. Los niños no tienen basura que sacar.
Un abrazo de niño(cuanta verdad hay en un abrazo de niño).
namste

LOLA dijo...

ES......COMO TE ADMIRO.....ERES UN GENIO!!MUCHOS BESAZOS Y A DISFRUTAR DE LA PRIMAVERA COMO UN NIÑO Y CON LOS NIÑOS.
QUE LLEGÓ LA PRIMAVERA!!YUGUUU!!!

Tendencia Vital dijo...

Marcos: un encanto sutíl derrocha esta historia, invitándonos a disfrutarnos desde la pureza de nuestro ser. Comparto con Zamora...Abrazo de niño!

J. Marcos B. dijo...

Gracias por vuestro abrazos de niños!! si, soy un niño...!!! Un placer teneros aquí también a tod@s. marcos.

Dilman dijo...

Una de las principales características del ego es su capacidad depreciadora de vida basada en el temor y el odio hacia todo lo demás y hacia sí mismo. De ahí que la inteligencia como consecuencia del ego no tiene corazón. Quien más desprecia hacia afuera más se maldice a sí mismo: Odiaos como yo os he odiado es la premisa y medida de todo ego, es la mueca y gesto del tirano. "Amaos como yo os he amado" es la simpleza y sensillez, es la bendición del corazón, es la sonrisa del niño.

J. Marcos B. dijo...

Gracias por tus sabias palabras Dilman, un placer tenerte aquí para seguir jugando!

J. Marcos B. dijo...

Recuerdo que el texto es de Osho como lo indique:

Tao: The Golden Gate, Vol. 1 Capítulo #7

Pero eso no es lo que importa la verdad, importa el contenido...que le pasaron a Osho y que ahora esta aquí y de aquí allá, y mas allá...etc...lo principal es vibrar con las palabras, encenderlas en nuestros cuerpos.

LOLI dijo...

Vuelvo a leerlo y vuelvo a admirarte de nuevo ;)

MERCI BEACOUP.

...B