jueves, 19 de febrero de 2009

BENDECIR, AYUDA...

SI, NOS AYUDA, en curar nuestro propio corazón...

Cuando ofreces tus bendiciones, estás dando tu propia fuerza vital para apoyar a otra persona. Y eso es el acto más verdadero de consagración. Así que, cuando no puedes hacer nada más por una persona, cuando el trabajo, relación o salud de un amigo estén perdidos, cuando tu país parezca dirigirse hacia la destrucción y te sientes incapaz de evitarlo, al menos puedes ofrecer una bendición, confiando que al hacerlo estarás abriendo un canal más para la fuerza sagrada de la gracia.

Las bendiciones forman parte de todas las espiritualidades, incluida la tradición del yoga. Un verso del texto hindú tradicional, el Shiva Purana, nos recuerda: "El universo necesita ser bendecido". Los sabios vedas, cuya cultura es la base de la tradición del yoga, creían que una fusión especial de la conciencia humana es crear puentes entre los mundos y, sobre todo, atraer al poder celestial al mundo físico. Lo hacían a través de invocaciones y ofrendas y terminaban sus prácticas y ceremonias con un mantra que todavía cantamos en la actualidad: Lokaba samastaba sukhino bhvantu (" Que todos los seres sean felices")

Una enseñanza Sufi dice que la verdadera finalidad de la vida humana es sintonizar con lo sutil, fuerza vital de la gracia que puedes canalizar hacia el mundo físico. Jesús lo practicaba de la misma manera, solo cambian las palabras, y eso es lo que menos importa. Cada uno puede rezar como quiera, hasta inventarse una plegaria propia, lo principal no esta en rezar en Sánscrito o en tu idioma un bello padre nuestro, sino como sintonizas en tu corazón al momento de querer bendecir...

Porque quizás te estés preguntando algo: ¿la bendición -o la oración- por el bienestar de la familia, amigos y o la tierra no será una fantasía para convencerte de que estas "haciendo algo" cuando no puedes o no quieres realizar algo concreto?

¿Bendecir es lo mismo que practicar la amabilidad como antídoto para tu propia negatividad?

La respuesta a todas estas preguntas es la misma:

DEPENDE DE LA ENERGÍA E INTENCIÓN QUE SE PONGA EN ELLO...

5 comentarios:

Alimontero dijo...

Hola querido amigo, ...me hiciste recordar a mi madre, ella falleció hace 8 años, y me compartió esto mismo. Lo recibió de un grupo espiritual, tal y cual dices...y desde entonces lo he aplicado...y con ello "algo" pasa. Porque parece que hasta el universo se congratula...Es recíproco...mientras más bendices, éstas te regresan multiplicadas...ANTES NO lo entendía...hoy lo siento y lo veo!
Bella entrada, bella enseñanza...
Un abrazo a tu corazón,

ali

J. Marcos B. dijo...

Gracias Ali, que el Universo te bendiga y que la salud, el amor, el trabajo, la dicha, y la paz estén siempre en tu camino.

M

roxana dijo...

ES TAN CIERTO LO QUE DECIS, PARA MI, QUE BIEN VALE LA PENA HABERLO LEIDO. uN ABRAZO
rOXANA

María Guadalupe Buttera dijo...

hola MARCOS!! muy lindo tu blog =) y es verdad... sintonizamos en los contenidos... qué bello es ver cómo crece la cantidad de personas que nos interesamos en crecer, madurar, conectarnos con lo más sutil de nuestro interior, el alma... desde ese lugar donde "todos somos uno". Bendiciones!!!
MARIA G.

Silvia dijo...

Totalmente de acuerdo!!Bendecir ayuda y funciona!!a bendecirrrrrrrrr!

Abrazos!