martes, 3 de febrero de 2009

Guerrero, C.Castañeda, II parte.

-Los Caminos son Iguales-


Todos los caminos son iguales y no llevan a ninguna parte. Por lo tanto, el guerrero escoge uno que tenga vida propia y, a partir del momento en que comienza a recorrerlo, se alegra, se transforma en el camino mismo.

Su decisión de seguir en él depende sólo de la alegría, y no de su ambición o de su miedo. Por ello, antes de actuar, siempre se hace la pregunta: "¿Este camino, tiene corazón?".

-La opinión de los demás-


Un guerrero nunca gasta su precioso tiempo pensando en la opinión de los demás. Conoce a personas que piensan de sí mismas que son importantes y que, por eso, son también arrogantes y sin flexibilidad.

Para un guerrero el arte del combate debe combinarse
con levedad, ausencia de tensión y de ambición.

Un guerrero es amable con los demás porque, ante todo, es amable consigo mismo.

-La Intención-


La intención de un hombre no es un pensamiento ni un objeto ni un deseo, sino aquello que lo hace seguir adelante, aunque todo el mundo diga que caerá derrotado o que lo que escogió no tiene ningún sentido.

Por eso, tener una intención clara ayuda al guerrero a ser invulnerable, a actuar como un hechicero, capaz de atravesar paredes y de alcanzar el infinito.

-La Elección de su Camino-


Nada en este mundo viene regalado; las lecciones más importantes las aprendemos siempre con mucho esfuerzo y dificultad.

Teniendo eso en cuenta, el guerrero cazador nunca se desespera, nunca se desgasta ni pierde el tiempo echando la culpa a otros, pues sabe que la responsabilidad de sus elecciones está en cada gesto suyo.

Un guerrero no puede reclamar o arrepentirse: su vida es una lucha constante, y los desafíos no son buenos ni malos, son simplemente desafíos.

"El arte del guerrero es equilibrar el terror de ser humano con el prodigio de ser humano". C.C

5 comentarios:

amor dijo...

y el camino fluye solo, como si no estuviera, como si no estuviéramos siguiéndolo, el camino y nosotros vamos creándonos a cada segundo devenir

J. Alberto Faccio Vedani dijo...

Como un Samurai lento que soy (tu lo sabes muy bien), se que un guerrero debe fluir por su instinto y hacer lo que le dicte la conciencia sin pensar en lo que los demas opinen o piensen de él. Debe actuar y comandar su nave Rumbo hacia la Luz, amigo mio.
En eso estamos Samu.

Buen Post.

Fuzen, man.

J. Marcos B. dijo...

Gracias por tu visita a este blog también, Amor. Aquí intento poner cosas mas tranquilas...

Samulento, gracias por unirte a mis amigos de la LUZ.

Sigamos fluyendo entregándonos a nuestra intuición, confiando en nuestro sentir, corazón,en nosotros básicamente...que es el camino hacia la paz interna, y no su contrario. La mente solo procesa, la uso para analizar, pero rápidamente, sin dejarme llevar por ella...también la quiero y la necesito, claro!! pero cuando empieza a atacarme con sus miles de pensamiento la mando a dormir a su cestita...jajaja!

Un abrazo ZEN.


Zamora!, gracias por estar aquí en mis amigos de la Luz, es un placer tenerte cerca amigo.

Zamora dijo...

gRACIAS A TI POR AYUDARME A VESTIRME CON LA ARMADURA DEL AMOR E INTENTAR SE UN GUERRERO DE LA LUZ.
UN ABRAZO
S.... S....S...

Persefone dijo...

Hola, gracias por tu comentario.
He estado leyendo tu blog y me ha agradado bastante.Es como un remanso de paz en este estresante mundo en el que vivimos.

Me alegro de que mi nombre te parezca bonito. Viene de mi amor por la mitologia griega y romana.

Un saludo.